Condiciones geográficas que afectan tu piel


Los cambios climatológicos y de temperatura que se viven a diario, en los que pasamos de un clima lluvioso a uno soleado o a uno nublado, exponen tu piel a lesiones y daños constantes, pues dificultamos que alcance el equilibrio entre humedad, nutrientes y protección.

Por eso, sin importar si en la mañana brilla el sol con intensidad o si por el contrario el día está nublado, debes cuidarla con un protector solar que te prevenga del daño celular, que sea inhibidor activo del proceso de envejecimiento celular y que además contenga ingredientes nutritivos con un efecto prolongado en el cuidado de tu piel, pues más del 90% de los rayos UV penetran a través de las nubes.

Frío


Las bajas temperaturas ocasionan resequedad en los labios, la cara y las manos puesto que el viento evapora fácilmente fibras de elastina, provocando la deshidratación que causa esas molestas arrugas. El frío también genera vasoconstricción, estrechamiento de vasos sanguíneos, que provoca la lenta circulación de la sangre, evita que el oxígeno y los nutrientes lleguen a la epidermis, retrasa el ciclo de la renovación celular (las células muertas se acumulan y generan una sensación de tirantez), e impide que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible.

Ten presente que en las ciudades con mayor altura, (en el caso de Colombia: Ipiales, Tunja, Bogotá y todo el altiplano cundiboyacense), aunque la temperatura no es muy alta (se mantiene entre 6 y 22 °C), los rayos del sol impactan un 34% más que en ciudades sobre el nivel del mar, por lo que la protección solar debe ser mayor.

Por otro lado, en zona geográficas y pisos térmicos donde hay estaciones (verano, otoño, invierno y primavera), en época invernal es importante tener en cuenta que la nieve refleja hasta el 80% de los rayos UV ocasionando gran daño a tu piel.

frio

¡No olvides tu protector solar, incluso en los días nublados!

calor

Calor


Las vacaciones en la playa son una de las temporadas más anheladas del año, pues te olvidas del estrés de la ciudad y del correr de todos los días. Rompes la dieta, te olvidas de los horarios y te dedicas a disfrutar; sin embargo, debes tener presente que en esa época los rayos UVA y UVB afectan tu piel y la de toda tu familia en un porcentaje mayor, pues tan solo en los niños, el sol es responsable del 50% de quemaduras solares, que ha futuro serán la principal fuente de melanomas y carcinomas.

Ten muy encuenta que la intensidad de los rayos del sol penetran 40% medio metro debajo del agua, que la arena refleja hasta 25% de los rayos UV, que incluso en la sombra la radiación afecta a tu piel y la de tu familia un 50%, y que aun dentro de la casa existe entre 20% y 40% de exposición solar.

¡Usa todo el tiempo protectores solares!

Tiempo


Por último, y sumado a los variantes cambios climatológicos, el tiempo es otro factor determinante en cada uno de tus días: corres a cumplir las citas de trabajo, del médico o del colegio de tus hijos; pero te olvidas que a diario, entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, tienes una cita con tu piel.

El 60% de la radiación UV se absorbe entre este horario, por lo que en ese intervalo de tiempo es indispensable que reapliques el protector para una mayor efectividad y protección.

tiempo

¡Protege tu piel y la de toda tu familia con Daylong!

Músculo Creativo | ©